Tecnología

Martín Almada pide a la Fundación Pinochet de Chile dar la más alta distinción a Michelle Bachelet por Informe sobre Venezuela…

martin_almada_pide_a_la_fundacion_pinochet_de_chile_dar_la_mas_alta_distincion_a_michelle_bachelet_por_informe_sobre_venezuelaa_C2_80b.jpg

A las autoridades de la Fundación Presidente Augusto Pinochet de Santiago de Chile: Tengo  el agrado de dirigirme a ustedes en mi condición de descubridor  del ARCHIVO  DEL TERROR  DE PARAGUAY (OPERACIÓN CÓNDOR), hecho ocurrido el 22 de diciembre de 1992, y donde están implicados los gobiernos  dictatoriales  de la época (1975), de Argentina, Brasil, Bolivia, Chile, Paraguay y Uruguay.  Esta misiva tiene por solicitar el otorgamiento de la más alta distinción a Michelle Bachelet, en mérito por haber preparado  el  Informe sobre Derechos Humanos en Venezuela en total coincidencia “intelectual” con Sebastián Piñera, Jair Bolsanaro, Iván Duque  y Mauricio  Macri.

Sospechamos que ese informe fue preparado  para salvar a Venezuela  de su “perdición” como  fruto de la inspiración pinochetista que dice textualmente así:

“Mi nombre generará divisiones incluso después de mi muerte y sé que mi apellido dividirá al país, pero hoy, desde aquí, a punto de despedirme, quiero decirles a todos, a los que me siguen y a los que me odian, que mi legado perdurará por la eternidad, y a pesar de lo que se diga, no me arrepiento de nada. 

Tomé la bandera de lucha en un momento difícil, pero sin ese acto mi país se hubiera hundido en la miseria. Las acciones realizadas fueron necesarias para sacar adelante a Chile y salvarlo de la perdición.  

Sabemos también que esa prestigiosa Fundación contó  desde su inicio en 1995 con un Museo del Presidente  Pinochet para “guardar la  extensa y variada bibliografía sobre su gobierno para perpetuar  su  ideario.” A  este propósito vengo a proponer que sean guardados allí  “meritoriamente” tanto  el informe  de Michelle Bachelet sobre DD.HH  en Venezuela,  como  su omisión  culposa  en el ámbito de los DD.HH a propósito de la suerte  del  ex  Presidente más reconocido  de Brasil  y América Latina, Ignacio Lula, preso en Curitiba y de Julian Assange, preso en Londres porque brindó un gran servicio a la humanidad al sacar a luz pública asuntos sobre los cuales los gobiernos deberían rendir cuentas, máximo cuando está en juego el uso de los fondos públicos.

Muy cordialmente,

Martín Almada

Premio Nobel Alternativo 2002 y miembro del Comité Ejecutivo de la Asociación Americana de Juristas (AAJ)

Compartir en Whatsapp