Deportes

El 5G, la revolución de las comunicaciones

el_5g_2C_la_revolucion_de_las_comunicaciones.jpg

Según los expertos, el paso del 4G al 5G supondrá un abismo en cuanto a la velocidad, hasta 10 veces superior a la actual, y la reducción de la latencia. Pero el 5G se está revelando, además, como el campo de batalla de tensiones tecnológicas entre Estados Unidos y China.

QUINTA GENERACIÓN

Con el encendido de la tecnología 5G, en pocas palabras, la velocidad del tránsito de descarga y subida de información a través de internet aumentará entre 5 y 10 veces respecto a la actual. Esto se puede traducir en transferencias más grandes y más rápidas de datos. 

 Según datos publicados por la BBC, podrá ofrecer una velocidad de 20Gbps. De acuerdo con estimaciones de los expertos que trabajan en la implementación de esta quinta generación. Una película en HD, por ejemplo, podrá descargarse en menos de cinco segundos frente a los casi tres minutos que tarda con el 4G actual. 

Una “playlist” de la plataforma de música Spotify de una hora de duración tardará medio segundo en bajarse, frente a los 20 segundos que tarda con 4G y los siete minutos con 3G, según el diario The Wall Street Journal. 

Por otro lado, se destaca la mejora que supondrá en lo que se conoce como latencia, la capacidad de respuesta de la red a una orden del usuario. 

Esta podría bajar hasta los 5 milisegundos, lo que es una conexión prácticamente en tiempo real. Esto es fundamental en algunas actividades como las retransmisiones en realidad virtual o en el manejo de la robótica de manera remota, por ejemplo, en aplicaciones quirúrgicas. 

También se verá mejorada la eficiencia energética de los terminales. Según el diario especializado economista.es, el consumo de la batería de un equipo 5G será un 90% inferior a los actuales. 

La cobertura es otro de los grandes pilares del 5G. La infraestructura ligada a esta nueva red permite que haya más dispositivos conectados al mismo tiempo. De esta manera se acabará con las saturaciones en grandes eventos o aglomeraciones de gente, como conciertos o celebraciones deportivas. 

DOS TIPOS DE CONECTIVIDAD 5G

Hasta ahora suena bien, pero irá a mejor. Hay dos tipos de conectividad 5G: la 5G Non Standalone (5G NSA)  y la 5G Standalone (5G SA). La que se aplica ahora mismo es la 5G NSA

La primera se desarrolla sobre la infraestructura 4G con la que ya cuentan los operadores comerciales. Esto quiere decir que las conexiones entre el móvil y la antena usan tecnología 5G, pero el paso entre antenas y el resto de elementos se efectúa sobre 4G. 

El 5G Standalone (5G SA) basa toda su operatividad en sistemas completamente 5G. En este caso la velocidad superaría en hasta 10 veces al 5G NSA y la latencia sería de 1 milisegundo. Lo que los expertos auguran es que, con el paso del tiempo, el 5G Standalone acabará por dejar obsoleto el 5G NSA

De la mano del 5G llegará la cuarta revolución tecnológica. “El 5G marcará el comienzo de lo que llamamos la era de la invención. El 5G y la inteligencia artificial significarán miles de millones de elementos conectados, enormes cantidades de datos y todos ellos en la nube. Cambiará la forma de compartir archivos, las compras “online”, la reproducción de contenidos…”, explicaba Cristiano Amon, presidente de Qualcomm, en el último Congreso Mundial del Móvil en Barcelona. 

Y en esta tecnología que cambiará el mundo, el mayor número de aportaciones técnicas, hasta la fecha, llevan el sello de la empresa china Huawei Tecnologies. 

En la carrera tecnológica que se disputa en torno al 5G, China va por delante y a los estadounidenses les preocupa su supremacía. Sobre todo por, según dicen su posible uso militar. 

Con el presidente Barak Obama en la Casa Blanca, una investigación ya concluyó que Huawei y ZTE podían representar un peligro para la seguridad nacional.  

El principal miedo apunta a la posibilidad de que la tecnología 5G sea una especie de Caballo de Troya, que la marca pueda instalar en sus dispositivos y redes una puerta trasera por la que el Gobierno de China tenga acceso a todas las comunicaciones. 

Huawei ha desmentido estas acusaciones llegando a afirmar que el 5G no es una bomba atómica, sino algo bueno para la sociedad. 

“No deberíamos ser objetivo de Estados Unidos solo porque estemos por delante de ellos en 5G”, dijo el fundador y presidente de Huawei, Ren Zhengfei. Sin embargo, la batalla continua con vetos, tensiones y retórica, suavizada por el Presidente Trump en las últimas fechas.