Deportes

El Universal | Llegan más indígenas a Quito y las protestas aumentan en violencia

David Vargas Pino

Los indígenas se trenzaron en nuevos y cada vez más violentos choques con las fuerzas de seguridad ayer en Quito, en el décimo día de protestas contra los ajustes económicos pactados por el gobierno de Lenín Moreno con el FMI.

Después del llamado de los líderes a radicalizar las acciones tras el fracaso de una tentativa de diálogo, la capital ecuatoriana vivió un rebrote de la violencia que ya deja cinco muertos y casi 2 mil heridos y detenidos, según la Defensoría del Pueblo.

Los disturbios se reactivaron en los alrededores de la sede Legislativo, que había sido asaltada brevemente por los indígenas el martes, y en otro punto céntrico de Quito.

Petardos y gas

Los manifestantes lanzaron piedras y pirotecnia a los uniformados que respondieron con gas lacrimógeno y proyectiles de goma. Vehículos antimotines avanzaron sobre encapuchados que llevaban lanzas y escudos de madera.

“¡Asesinos!”, gritaron los indígenas que, según sus testimonios, fueron interceptados cuando pretendían concentrarse en el coliseo Ágora, donde está reunida la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie), que lidera la protesta.

Los choques recrudecieron con la llegada a Quito de indígenas de la Amazonía armados con lanzas. “Aquí se están violando los derechos humanos”, dijo enfurecido Marlon Vargas, dirigente de esas comunidades.

Fotógrafos de la AFP registraron el traslado de heridos en camillas improvisadas por los manifestantes. También otras imágenes captaron a indígenas trepando por edificios públicos, mientras militares se atrincheraban a las afueras de la Asamblea Legislativa.

Washington, a través de un comunicado del secretario de Estado Mike Pompeo, apoyó al presionado Gobierno ecuatoriano y sus “necesarias” reformas.

El jueves la dirigencia aborigen canceló los contactos que a instancias de la ONU y la Iglesia católica pretendían acercar posiciones con el Gobierno, en busca de una salida a la crisis que desató la eliminación de los subsidios del combustible y la consecuente alza de los precios hasta en 123 por ciento.

Dolida por la muerte de un responsable indígena en las manifestaciones del miércoles, la Conaie prometió “radicalizar” sus acciones mediante bloqueos de vías y toma de instalaciones públicas

Ayer, en 17 de las 24 provincias se registraron cortes de carreteras, según el Sistema Integrado de Seguridad ECU911.Al mismo tiempo, un millar de indígenas de la Amazonía —según la Conaie— llegó a Quito para sumarse a las protestas.

Los amazónicos se adhirieron a los indígenas del centro andino que entraron a la capital desde el lunes a pie y en autobuses, desafiando el estado de excepción impuesto por Moreno al inicio de la protesta.

Moreno, que días antes se mostró confiado en un “pronto” arreglo, sigue la crisis desde el puerto de Guayaquil.

Además del fin de subsidios, las medidas prevén recortar derechos a empleados públicos. La Conaie exige que los ajustes sean derogados.

 

260 millones de dólares era el monto aproximado del perjuicio económico en el sector productivo ecuatoriano, a media semana. Esa cifra no cesa de crecer.

 

MILLONES DE DÓLARES PERDIDOS

Ecuador registra pérdidas millonarias tras más de una semana de protestas con bloqueos en carreteras que afectan el transporte de mercancías, la paralización de su oleoducto, reservas turísticas canceladas y daños a patrimonio de la humanidad en Quito.

Los bloqueos en distintos puntos del país dejan hasta ayer pérdidas por valor de 3,6 millones de dólares para la industria láctea.

Desde el miércoles, está paralizado el bombeo de petróleo en el Sistema de Oleoducto Transecuatoriano (SOTE), lo que supone unas pérdidas de unos 12,8 millones de dólares diarios.

 

MORENO PIDE DIÁLOGO A LOS DESCONTENTOS

QUITO AGENCIAS

El presidente Lenín Moreno propuso ayer a media tarde un diálogo directo a los indígenas que protestan contra sus ajustes económicos, ante el recrudecimiento de los enfrentamientos en Quito.

“Es indispensable frenar la violencia. Hay que encontrar soluciones para los temas del país”, declaró Moreno en un breve mensaje por radio y televisión.

El mandatario planteó un encuentro cara a cara con los dirigentes de la protesta que completa 10 días, y que se intensificó con nuevos choques en la agobiada capital ecuatoriana.

“Hago un llamado a los dirigentes a dialogar directamente conmigo”, enfatizó, añadiendo que está dispuesto a conversar sobre los ajustes pactados con el FMI.

Anteayer, la comisión política del movimiento indígena envió una carta al Gobierno en la que pone la derogación del decreto que suprimió el subsidio a los combustibles como condición para entablar mesas de diálogo y deponer las movilizaciones.