Política

Diez trajes para vestir la tradición del Pino

Rocio Higuera, Periodista Rocio Higuera
Blanca y radiante camina Priyanka Chopra por las calles de Nueva York, con un gran look con el que volver a la oficina

Se trata de una rica muestra de trajes antiguos y variados utensilios ya en desuso que decora el citado espacio ubicado en la calle Bravo Murillo, montado por quinto año consecutivo con ocasión de las Fiestas del Pino 2019. El escaparate, impulsado por la Consejería de Cultura del Cabildo, a través de la Fundación Canaria Nanino Díaz Cutillas, se instala con la finalidad de poner en valor las tradiciones populares en el marco de la celebración de dicha festividad y con motivo de la tradicional Romería-Ofrenda del Pino, que reunirá en Teror a todos los municipios de la Isla el próximo día 7 de septiembre.

Entre los trajes expuestos sobresale el capote marsellés, que llegó a la isla a través de los comerciantes malteses, o la denominada tapada , prenda conocida así por la forma en que se cubrían algunas mujeres en el siglo XVIII.

Uno de los trajes exhibidos. Realizado por el profesor de baile tradicional canario y etnógrafo Jorge Guzmán Villegas, el escaparate asimismo exhibe un gran número de fotografías realizadas por el fotógrafo Fran Hernández a lo largo de la última década de las romerías del Pino, extraídas de las 250 mil que posee dicho fotógrafo de las populares fiestas marianas.

De generación en generación Jorge Guzmán asegura que la muestra, además de rescatar una parte de la historia vinculada a la vestimenta tradicional, posee un sentido didáctico , porque avanza al público dos modelos orientados a los más pequeños de la casa, «que podrían emplearse perfectamente hoy para ir correctamente ataviados a las romerías populares que tienen lugar en la isla».

Según explica Guzmán, de los testamentos y protocolos antiguos de la época se ha podido extraer una valiosa información sobre las características de la vestimenta que empleaban los hombres y mujeres de las antiguas sociedades canarias . «Ahora se heredan propiedades, antes se legaban los enseres y la vestimenta, que pasaban de generación en generación. Lamentablemente, las sucesivas quemas motivadas que azotaron la Isla hace siglos por las epidemias de cólera y otras enfermedades han sido las causantes de que la gran mayoría de la ropa haya desaparecido. En Tenerife y La Palma es donde más se conservan» , añade el especialista.

El estudioso señala que «aún resta trabajo de investigación alrededor de la vestimenta tradicional. El mismo Teno dejó dos libros sin concluir en los que trabajaba cuando falleció, que se custodian en la FEDAC del Cabildo».

Jorge Guzmán Villegas colaboró con José Antonio Pérez Cruz. Ha trabajado como profesor de clases de baile tradicional en las Escuelas Artísticas de Arucas y Moya, municipios en los que ha realizado tareas de campo de carácter etnográfico alrededor de los juegos tradicionales antiguos, la vestimenta y la música. El también investigador y miembro de la Agrupación Drago y Laurel dirige en la actualidad cuatro agrupaciones folclóricas.

Según Guzmán «hay que seguir insistiendo en la recuperación de las romerías y las tradiciones vinculadas a ellas y ser fieles a los orígenes de este tipo de manifestaciones», de modo que es de la opinión de repetir los cánones de aquellas primeras romerías en la década de los cincuenta.