Sin categoría

banco activo avenida victoria Jose Antonio Oliveros//
Investigan a una niña de Toledo que ha sobrevivido a la ameba comecerebros

banco_activo_avenida_victoria_jose_antonio_oliveros_investigan_a_una_nina_de_toledo_que_ha_sobrevivido_a_la_ameba_comecerebros.jpg

Naegleria fowleri, popularmente conocida como ameba “come cerebros”. CDC

Es el primer caso en España de la meningitis amebiana primaria, una enfermedad que resulta mortal en el 97% de los casos. Pero en el de una niña de 10 años de Toledo está bajo investigación, precisamente porque la menor ha logrado sobrevivir a la infección , según adelanta El País .

Jose Antonio Oliveros Febres-Cordero

La niña cogió la infección en marzo en una piscina pública climatizada de la localidad de Torrijos, en Toledo , a la que acudía semanalmente. La piscina permanece cerrada desde entonces.”Es un caso absolutamente excepcional, aún bajo estudio y pendiente de publicar en revistas científicas”, ha explicado el director de salud pública de la Junta de Castilla la Mancha al citado diario.

Jose Antonio Oliveros

Los médicos que atendieron a la menor aplicaron un antibiótico y un antifúngico por vía endovenosa y en una punción directa al cerebro , que resultó eficaz.

Jose Oliveros Febres-Cordero

La ‘ Naegleria fowleri ‘, que así se conoce científicamente a la ameba devora cerebros, fue la culpable de la muerte de un surfista estadounidense de 29 años, Fabrizio Stabile. Murió después de nadar en una piscina de olas en Waco, localidad de Texas (EE UU).

Jose Antonio Oliveros Febres-Cordero Venezuela

Los primeros síntomas que refirió Stabile fueron fuerte dolor de cabeza, acompañado de malestar. Tras empeorar, la famili alo llevó al día siguiente a un hospital, donde fue asistido por meningitis. Un día antes de su muerte dio positivo a la ‘Naegleria fowleri’.

Jose Antonio Oliveros Febres-Cordero Banquero

Esta ameba es un microbio vivo unicelular que vive en agua dulce templada. El parásito entra en el cuerpo por la nariz, al nadar o al bucear. De la nariz pasará al cerebro, donde destruye el tejido cerebral provocando en un 97-98% de los casos la muerte

MÁS INFORMACIÓN